Archive for marzo, 2009

¡Un sonido para poneros en marcha!¡A ver!

Jueves, marzo 5th, 2009

¡Pero si es de silencio!     <—-Pinchar aquí y suena

El cuarto de los prohibidos

Miércoles, marzo 4th, 2009

En muchas historias que se han contado sobre la venta de libros durante la dicta- dura de Franco y sus secuaces, aparece la venta de libros prohibidos, que eran muchos, en algunas librerías. Cuentan, y es verdad, que si tenías un librero de confianza y que éste también confiara en tí, era relativamente fácil, en los 12 o 15 últimos años de la dictadura, conseguir libros que la indigna censura no dejaba comercializar y perseguía lo que podía con la saña habitual de su policía política.

Pero, ¿cómo llegaban esos libros a las librerías?. ¿Cómo se comercializa- ban, se facturaban, se escondían en los almacenes de los importadores y distri- buidores para disimular su distribución peligrosa e ilegal?.

Los representantes llevábamos una doble lista a las librerias. En una columna los títulos prohibidos y en la otra un título legal que era el que iba a aparecer en la factura. Le entrégabamos una copia de este catálogo al librero. Los libros prohi- bidos se incluían con otros libros legales y los albaranes y facturas llevaban escrito el correspondiente libro legal. Así, ante cualquier inspección de la policía no apare- cía la venta de ningún libro prohibido.

¿Y el almacenaje?. Una de las empresas distribuidoras tenía  un almacén, que era todo un piso grande casi diáfano con las estanterías colocadas como un labe- rinto, que conseguía disimular muy bien un pequeño habitáculo hecho entre las estanterias al qué se llamaba “el cuarto de los prohibidos”(*). Por allí pasaron libros como Cien años de soledad de García Márquez o España, un enigma histórico de Sanchez Albornoz y muchísimos más que la voracidad censora del franquismo se negaba a dejar comercializar libremente. Uno de los últimos en salir de allí fue La Papisa Juana.

(*) De lo bien escondido que estaba “el cuarto de los prohibidos” da idea que en el año 1.976, ya muerto el dictador, durante el gobierno continuador de su régimen de Carlos Arias Navarro y siendo ministro de la Gobernación Manuel Fraga Iribar- ne, la policía irrumpió en la distribuidora, creyendo que desde alli se distribuía el periódico “Mundo Obrero” del PCE, y a pesar del registro a fondo que hicieron, no detectaron “el cuarto de los prohibidos”.

¡Tierra, trágame!

Lunes, marzo 2nd, 2009

—UNA HISTORIA INCOMPLETA.—

Un día, un representante nuevo que empezaba en la calle a vender varias editoriales, me pidió que le llevara(*) y ” le presentara” en algunas librerias de Argüelles. Yo no puse ningún inconveniente. Le llevé a Librería León, que nos trataron a los dos bien y nos dijeron que volvíeramos otro día pues ese no había pedido.

Bajamos por la calle Donoso Cortés a la librería Visor y cuando yo estoy enseñando los libros, ya había hecho las presentaciones, el nuevo coge un libro de la estantería, una Antología de poesía contemporánea, y comenta para darse importancia con la dueña, que a ese libro le faltaban poetas importantes y que otros le sobraban. Yo al principio ni me dí cuenta, pero cuando me fijé en el libro y ví que la autora era ella, empecé a balbucear sin poder decir una palabra más.

Ella se dió cuenta de todo inmediatamente. Le preguntó qué poetas faltaban y cuáles sobraban y el nuevo todavía seguía porfiando sin darse cuenta de nada. Yo dije entrecortadamente, que no tenía más libros para presentar ese día, (entonces presentábamos los libros e íbamos con cartera o bolso) y con una disculpa salí de la librería como alma que lleva el diablo.

Estuve esperándole en la esquina hasta que salió. Cuando le dije lo que había hecho, ni se inmutó y todavía seguía porfiándome a mí que faltaban y sobraban autores.

A los dos días tenía que volver a pasar por Visor e iba con la preocupación consiguiente. Ella se mostró conmigo mas amable aún que antes. Todavía se lo agradezco.

(*) Esta historia está incompleta. Se complicó algo más por otros motivos. Los contaré otro día.

¡Es verdad! ¡Aquí está!

Domingo, marzo 1st, 2009

¿Un libro moderno?  De todos, para hacer entre todos, sobre nosotros.

Un homenaje a los que nos enseñaron.  También a “nuestras” librerías.

Risas con los recuerdos y anécdotas.

El recuerdo para quienes ya no están en el “gremio” o en la vida.

Las mujeres en el gremio.

Domingo, marzo 1st, 2009

¿Quienes fueron las primeras? ¿Cuándo empezaron en el gremio?

Estaba bien claro que era un mundo de hombres.

Seguramente hubo alguna antes, pero creo que Chelo, empezó a visitar librerías en 1.976, por la distribuidora Vitae, era muy joven, aunque llevaba años en la librería Argentina de la calle Andres Mellado. También Rosa, algún tiempo después y también por Vitae.

¿Qué somos?

Domingo, marzo 1st, 2009

Cuando yo llegué al “gremio” decían que era Corredor en Plaza, luego en las nóminas ya empezaron a poner Viajante. Eso sí, entonces nos llamábamos Corredores o Representantes. Luego pasaron a decirnos Vendedores y  más tarde Comerciales, aunque a muchos, -antiguos-, nos gusta menos, pero lo último es casi peor. Ahora nos dicen Ejecutivos de Cuenta. ¿Tanto hemos cambiado y ha cambiado nuestra profesión en estos años?

Gabi, el que estuvo en Grupo Distribuidor (Anaya), decía siempre que él era Ingeniero de Ventas. Y así se hacía tratar.

¿Os acordaís de..?

Domingo, marzo 1st, 2009

—En nuestros recuerdos—

Pepe Lavado. Era corredor de Alianza y luego estuvo en Grupo Distribuidor (Anaya). ¡Cualquiera le hacía una crítica sobre algún libro de Alianza o sobre la propia Alianza! Se me ocurrió una vez decirle, al poco tiempo de conocerle, que sacaban muchos libros que ya estaban en Losada y casi me da con la cartera. Tuve que marcharme corriendo de la Librería La Tarántula

Al día siguiente me lo encontré y me trató como si fuéramos amigos de toda la vida. Él era así.

¿Y de Andoni? Primero en Distrifer y luego en Edhasa. Su enorme pasión por las motos nos la contagió a muchos.

¿De Feliciano? Estaba en Planeta de Madrid y luego se fué a Andalucia. Cada vez que coincidías con él de higos a brevas era alguien totalmente cercano.

Por ellos y por muchos más este recuerdo.

¡Bueno!

Domingo, marzo 1st, 2009

¡Anda si hay un blog de las librerías y te dejan escribir!

Saludos a todos